Archivo Vivo: Memorias de Madres es la exposición que está inspirada en los archivos de la Asociación Caminos de Esperanza Madres de la Candelaria, un grupo de mujeres, hombres y familias unidos por el dolor y por un objetivo común: encontrar a sus seres desaparecidos.

 

  • Este martes 13 de junio se inauguró por primera vez una exposición del Museo en la ciudad de Bogotá.
  • Las Madres de la Candelaria presentaron su Archivo Vivo como representación de las memorias vivas de las víctimas que han tenido por el conflicto armado colombiano.
  • En el Archivo General de la Nación se podrá visitar la exposición hasta el 4 de agosto en la sala de exposiciones uno. La entrada es libre.

A través de unas plantas que guardan secretos en sus hojas y raíces, la Asociación Caminos de Esperanza Madres de la Candelaria expone sus memorias como familiares de víctimas del conflicto armado.

Para estas madres sus archivos representan la búsqueda de una persona desaparecida lo que significa escarbar e ir tras las evidencias de su desaparición. En esta exposición, en pequeños cajones están guardadas memorias individuales y judiciales archivadas por las familias y las madres para encontrar la verdad.

“Que lo que le pasó a ustedes que no le pase a nadie más. Ese es justamente el relato vivo de lo que ustedes hacen día a día. Espero que nadie más viva lo que ustedes están viviendo y han vivido por tantos años“, expresó Adriana Valderrama López, directora del Museo Casa de la Memorial.
Las piezas que componen Archivo Vivo guardan secretos sobre el sentir de las madres y los consejos que hacen parte de sus memorias vivas. Esta exposición presenta una mirada desde el arte, la historia y la archivística.

La Línea de Investigación, Memoria y Sociedad de la Universidad de Antioquia y el Museo Casa de la Memoria, con el apoyo de la Asociación Caminos de Esperanza Madres de la Candelaria, presenta esta exposición. Los momentos que la componen sintetizan el trabajo de un grupo de madres unidas para conocer la verdad, para no olvidar y para construir el futuro.

 

La invitación del Museo es a recorrer este archivo como forma de acompañar a las personas que buscan a sus familiares desaparecidos, en la tarea de hacer memoria y afirmar el valor primordial de la vida.