Comunicado a la opinión pública
Sobre la suspensión del director general del Museo Casa de la Memoria, Jairo Herrán Vargas

Lunes 6 de junio de 2022

1.El Museo Casa de la Memoria está al tanto de la notificación realizada a su director Jairo Herrán Vargas por presunta participación en política. Destacamos, teniendo en cuenta el auto de apertura de investigación, que dichas actuaciones no corresponden a la utilización indebida de instalaciones, bienes, servicios, medios y redes de la institución, sino a pronunciamientos personales, dados a través de la cuenta personal del señor Jairo Herrán, sobre aspectos económicos y sociales objeto de discusión en la actualidad. Ello no compromete la misionalidad y postura de esta institución y su trabajo por la construcción participativa de memorias en la ciudad.

2. Somos una institución pública descentralizada que en todo momento llama al diálogo respetuoso de todas las voces, sin importar las diferencias políticas, pues estamos convencidos de que la paz es posible desde el consenso, la convivencia y las prácticas no-violentas.

3. El Museo Casa de la Memoria espera el decreto de ejecución de la medida de suspensión por parte de la Alcaldesa Encargada para que la decisión quede en firme.

4. Destacamos que, bajo la dirección de Jairo Herrán, nuestra institución cultural se ha ido recuperando del fuerte golpe de la pandemia. Solo durante el presente año hemos tenido 19.370 visitantes, con un cumplimiento del 94% de la meta; estamos llegando a las instituciones educativas de la ciudad donde más de tres mil estudiantes han sido concientizados en temáticas de paz y reconciliación; ofrecemos a la ciudad una amplia agenda cultural que busca la reflexión ciudadana sobre la paz; lanzamos la actualización de una audioguía en tres idiomas que nos permite la pluralidad de nuestro relato, al igual, que la traducción de algunas experiencias expositivas en lengua de señas colombiana para la inclusión de la comunidad sorda.

5. El Museo Casa de la Memoria aclara que su única política es la de servir a la ciudad, golpeada por la violencia estructural y directa, para apostarle a una nueva propuesta de sociedad convencida que el futuro se construye desde la unidad, la tolerancia y la no-violencia.