NOCHE
DEL TIEMPO

Diálogos
Arte y archivo

Parte de la obra más reciente del artista Luis Fernando Peláez es acogida en el Museo Casa de la Memoria bajo el nombre Noche del tiempo.

Las obras aluden a temas que atraviesan las reflexiones del Museo: el desarraigo, la memoria, la casa. Es así como los objetos que conforman la exposición servirán como puente para que los espectadores traigan al presente memorias personales, a la vez que se hacen preguntas sobre ellos mismos y su relación con los demás.

Para el artista, “aunque la noche es bastante oscura, es en esas zonas sombrías donde persigo otros aspectos de la memoria”, y es por eso que ha decidido otorgarle a la compilación de obras el nombre Noche del tiempo.

Según el equipo de curaduría del Museo Casa de la Memoria “la obra de Peláez le permite a cualquier persona ingresar a ella desde la memoria y experiencias de cada uno. La exposición será un espacio para preguntarse por sí mismo en relación con el otro y con lo otro, a través de objetos, que ponen en movimiento presencias/ausencias, imaginarios y memorias personales”.

Luis Fernando
Peláez

Luis Fernando Peláez nació en Jericó. Es artista y arquitecto. Su obra, caracterizada por reflexionar sobre temas trascendentales en el ser humano como la memoria y el tiempo, ha sido exhibida en importantes eventos internacionales entre los que se destacan la Bienal de Vancouver de 2014 (Canadá), la Sexta Bienal de Arquitectura y la XXV Bienal de Sao Paulo ambas de Sao Paulo (Brasil), ARCO 2005 (Madrid, España). Además, su obra ha visitado galerías en Alemania, Francia, Portugal, España, Uruguay, Perú, Cuba, entre otros países. Ha sido ganador en eventos como el Salón Nacional de Artistas Colombianos (1987), la V Bienal Americana de Artes Gráficas (1986).
“Me interesan todas las épocas en arte, música y arquitectura. Todo está por decirse y viajo mucho para llegar siempre al mismo lugar”, concluye Luis Fernando Peláez.

Conoce más sobre su obra aquí: http://www.artedos.com/luis-fer

Centro de documentación
Galería

El Centro de Recursos para la Activación de la Memoria (CRAM) ofrece a los visitantes dos tipos de experiencias: consultar material bibliográfico relacionado con las temáticas del Museo, y generar reflexiones a través de propuestas plásticas que logran conectarse con un entorno, que se adapta cada vez. Se trata de posibilitar diálogos entre el arte y el archivo.

Es así como Noche del tiempo, contará con un espacio de consulta en el que los visitantes tendrán acceso a material bibliográfico sobre el artista, con la idea de que puedan ampliar el espectro de conocimientos sobre su obra y reinterpretar lo que ya han visto en el recorrido.

Sobre la experiencia de exponer en un sitio rodeado de libros, Peláez expresa que “en este lugar hemos trabajado para que la obra se comporte de una manera particular, teniendo su relación con este espacio donde no solo tenemos libros y luces, sino crear unas penumbras donde habita otra zona”.

Y aunque parte de la misión de una obra de arte es generar ciertas reflexiones “creo que es el público el que completa estas sugerencias. Sugiero entonces que nos acompañen en esta travesía. Yo creo que la obra tiene el deber de defenderse sola, pero si viene bien acogida, mucho mejor”, puntualiza el artista.