La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en el Auto AI 10 de 2020, ha pedido a las autoridades locales de la Alcaldía de Medellín y a la Policía Nacional acordonar y custodiar dos zonas de La Escombrera en la Comuna 13, que fueron cercanas a una base paramilitar operada durante varios años por el Bloque Cacique Nutibara y en las cuales se presume hay cuerpos enterrados de víctimas de desaparición forzada.

Este pedido y acto de justicia no solo esclarecerá lo que sucedió, también, aliviará y contribuirá a la satisfacción frente a los derechos a la verdad, justicia y reparación de aquellos que por más de 18 años han buscado a sus hijos, padres, madres y demás familiares que fueron desaparecidos en este territorio tan asolado por la violencia.

Desde el Museo Casa de la Memoria valoramos e impulsamos que estos actos de justicia y búsqueda tengan como centro el clamor de las víctimas para la satisfacción y restauración de sus derechos. Celebramos además  que este acto se realice en el mes en que conmemoramos a las víctimas de desaparición forzada, por el valor simbólico y social que tiene en la memoria de aquellos a quienes sus familias nunca volvieron a ver.

Bienvenidas todas las iniciativas y determinaciones que den alivio a las miles de víctimas en nuestra ciudad y en el país. Rodeamos a las instituciones y organizaciones que construyen la paz de nuestra sociedad.

El Museo Casa de la Memoria como institución pública y custodia del deber de memoria por parte del Estado pone a disposición de la JEP y de las víctimas y sus organizaciones, las capacidades técnicas y humanas para acompañarlos en todo lo que implica este proceso de búsqueda de la verdad.

Dado a los 12 días del mes de agosto de 2020

 

JAIRO HERRÁN VARGAS

Director