Carta a un desaparecido

 

Si algún te encontrara en mi camino aquí o en  la  eternidad, te contaría cómo sufrimos por tí, buscándote por todas partes, algunas veces que perdíamos la esperanza, caminábamos de sol  a sol pidiendo  ayuda para encontrarte, hubo días que te sentía tan cerca de mí, sentía que caminabas a mi lado, ¿sabes? mis compañeras y yo te buscábamos y  llorábamos juntas, nos abrazábamos  y nos consolábamos unas a otras, sentíamos el  cansancio físico y el agotamiento,  pero nunca nos hemos dado por vencidas y seguimos buscándote, aún a veces te siento tan lejos… ya no sueño contigo, ya no te veo ni te siento en el aire, ya no siento que caminas conmigo; dime: ¿por qué ya no caminas a mi lado? No dejes de caminar conmigo, porque yo no lo haré nunca sin tí, recuerdas que me dijiste en mis sueños:  “busca, sigue buscando que al final tu intensa búsqueda producirá fruto”.

 

Luz Salas