• Esta obra de teatro fue ganadora de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2017, línea “Medellín de los 70, 80 y 90” del Museo Casa de la Memoria.
• Tiempos de Guayacán, es protagonizada por niños, cuyos familiares vivieron las décadas de los 70, 80, 90. Pone en escena algunos conflictos ocurridos en esta temporalidad.
• Se presentará los días jueves 7, viernes 8, sábado 9 y jueves 14, viernes 15 y sábado 16 de marzo, en la corporación Ziruma ubicada en la Calle 64 # 39 -18. 8:00 de la noche.

Un niño cuenta a sus padres que al morir le gustaría convertirse en un árbol de guayacán, pues de esa manera podría florecer y embellecer a la ciudad que habita. Así se inicia el primero de los diez actos que componen Tiempos de Guayacán, una puesta en escena teatral que busca la reconciliación con el pasado desde el presente, pues transmite algunos conflictos asociados a las décadas de los 70, 80 y 90 en la ciudad de Medellín.

Tiempos de Guayacán, ganadora de la convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2017, en la línea “Medellín de los 70, 80 y 90”, Museo Casa de la Memoria, además de ser una obra de teatro es la elaboración de un duelo, en camino hacia la reconciliación y el perdón de los hechos ocurridos en el pasado; busca la construcción de la memoria desde el lugar de la reflexión, la crítica, el cambio, reflejando la necesidad de la reconciliación en la calle, la esquina, la ciudad.

Según Luz María Rosero, su directora, “la propuesta, una evocación del pasado pintado por la violencia de sus laderas, muestra como los niños aprenden sobre estas décadas y cómo vuelven a pintar estos paisajes como un lienzo de oportunidades para la ciudad. Se busca la resignificación de niños y jóvenes en los contextos.”.

Vida, muerte, florecer, maternidad, ciudad, modernidad, pasado, calles, juego, fronteras, invisible, son algunas de las palabras con las que puede asociarse Tiempos de Guayacán, una puesta en escena que antes de ser una realidad en tablas, pasó por un proceso de investigación para recoger las historias asociadas a la temporalidad. Una de las fuentes fue un grupo de niños encargados de recopilar algunas remembranzas de sus familiares, asociadas a esta temporalidad. Otros hechos que se ven en escena, llegaron a partir de algunos archivos facilitados del Museo Casa de la Memoria.

Se trata de una “propuesta que nos permita recuperar la memoria para no volver a caer en lo mismo. Es la posibilidad de reconocernos los unos a los otros a pesar de tener opiniones diferentes y sentirnos parte de la misma sociedad, donde sea más importante la convivencia y la paz, para poder construir un mejor lugar”, reflexiona la directora de la obra.

Sinopsis de la obra

Tiempos de Guayacán es una obra de teatro protagonizada por niños, a quienes sus familiares cercanos les han transmitido algunas memorias asociadas al conflicto en las décadas de los 70, 80 y 90 en la ciudad de Medellín. La puesta en escena hace hincapié en un fenómeno conocido en nuestro contexto como fronteras invisibles: una expresión de violencia que irrumpe la cotidianidad y transforma las dinámicas de la ciudad, las calles y los barrios. Son los niños quienes resignifican estos espacios a través del juego, borran las fronteras y recuperan la calle como punto de encuentro de la gallada, lugar para el juego y la alegría.

Reparto

Los niños: Fernanda Pulgarín, Salomé Echavarría, Ximena Santa, Estefanía García, Nicolás Reyes, Cristian David López, Antonia Ortiz / Los adultos: Soledad Alzate y Héctor Londoño / En la tras escena: Patricia Chavarría y Claudia Agudelo / El técnico: Frank Viola / La voz en off: Kevin Santa / La dirección: Luz María Rosero /La dramaturgia: Juan Álvaro Romero Botero.