Noche del tiempo, exposición con la obra más reciente del artista Luis Fernando Peláez

• Noche del Tiempo se expondrá en el Centro de Recursos para la Activación de la Memoria (CRAM) del Museo Casa de la Memoria.

• La inauguración, que se realizará este jueves 17 de mayo a partir de las 5:30 de la tarde, contará con la presencia del artista.

• La exposición se podrá visitar hasta el 26 de julio de este año.

“Creo que es hora de que el concepto memoria active el pasado. Ese proceso de pensamiento creo que es necesario en nuestra época, en nuestro país y en esta casa” Luis Fernando Peláez

Parte de la obra más reciente del artista Luis Fernando Peláez se acoge en el Museo Casa de la Memoria bajo el nombre Noche del tiempo, desde este 17 de mayo.

Las obras de Noche del tiempo aluden a temas que atraviesan las reflexiones del Museo: el desarraigo, la memoria, la casa. Es así como los objetos que conforman la exposición servirán como puente para que los espectadores traigan al presente memorias personales, a la vez que se hacen preguntas sobre ellos mismos y su relación con los demás.

Para el artista, “aunque la noche es bastante oscura, es en esas zonas sombrías donde persigo otros aspectos de la memoria”. Es por eso que ha decidido otorgarle a la compilación de obras el nombre Noche del tiempo.

Según el equipo de curaduría del Museo Casa de la Memoria “la obra de Peláez le permite a cualquier persona ingresar a ella desde la memoria y las experiencias de cada uno. Noche del tiempo provocará en el visitante la pregunta por sí mismo en relación con el otro y con lo otro, a través de objetos, que ponen en movimiento presencias/ausencias, imaginarios y memorias personales.

Los momentos de Noche del tiempo
El inicio del recorrido consiste en un grupo de maletas de concreto, que representan lugares en los que reposan las experiencias y expectativas de los viajeros. Este momento propone una pregunta ¿Con qué llega el visitante y con qué se va? “Pura materia gris”, acota el artista al referirse a este grupo de elementos para viajar, de concreto.

Al llegar al tercer piso del Museo Casa de la Memoria, los visitantes se encontrarán con una serie de horizontes en pequeño formato. Este momento de la exposición presenta obras realizadas con fragmentos de objetos encontrados que, a pesar de que vienen con una historia previa, adquieren otro sentido dentro del contexto de la obra.

El recorrido continúa. El tercer momento de la exposición consiste en una serie de fragmentos de puertas de casas, demolidas tiempo atrás, que instaladas en un espacio expositivo “generan en el espectador una especie de ambigüedad, sobre si está dentro o fuera de la casa”, reflexiona Peláez.

La obra de Luis Fernando Peláez se caracteriza por el uso de fotografías, fragmentos de objetos encontrados y la creación de elementos escultóricos, como el novillo, que corresponde a otro momento con que se encontrará el espectador. Adyacente al novillo hay un cuarto de paredes oscuras que acoge un árbol elaborado con fragmentos de otro material que lleva al mismo Peláez a señalar: “Si usted mira un poco, la materia de que está hecho es alambres metálicos. Y eso ya es una naturaleza bastante peligrosa”.

Cada uno de los momentos de la exposición, está acompañado por textos escritos por el artista.

Centro de documentación y galería de arte
El centro de recursos para la activación de la memoria (CRAM) ofrece a los visitantes dos tipos de experiencias: consultar material bibliográfico relacionado con las temáticas del Museo, y generar reflexiones a través de propuestas plásticas que logran conectarse con un entorno, que se adapta cada vez. Se trata de posibilitar diálogos entre el arte y el archivo.

Es así como Noche del tiempo contará con un espacio de consulta en el que los visitantes tendrán acceso a material bibliográfico sobre el artista, con la idea de que puedan ampliar el espectro de conocimientos sobre su obra y reinterpretar lo que ya han visto en el recorrido.

Sobre la experiencia de exponer en un sitio rodeado de libros, Peláez expresó que “en este lugar hemos trabajado para que la obra se comporte de una manera particular, teniendo su relación con este espacio donde no solo tenemos libros y luces, sino crear unas penumbras donde habita otra zona”.

Y aunque parte de la misión de una obra de arte es generar ciertas reflexiones “creo que es el público el que completa estas sugerencias. Sugiero entonces que nos acompañen en esta travesía. Yo creo que la obra tiene el deber de defenderse sola, pero si viene bien acogida, mucho mejor”, puntualizó el artista.

Sobre Luis Fernando Peláez

Luis Fernando Peláez nació en Jericó. Es artista y arquitecto. Su obra, caracterizada por reflexionar sobre temas trascendentales en el ser humano como la memoria y el tiempo, ha sido exhibida en importantes eventos internacionales entre los que se destacan la Bienal de Vancouver de 2014 (Canadá), ARCO 2005 (Madrid, España), y en Sao Paulo (Brasil) la Sexta Bienal de Arquitectura (2005) y la XXV Bienal de Sao Paulo (2002). Además, su obra ha visitado galerías en Alemania, Francia, Portugal, España, Uruguay, Perú y Cuba, entre otros países. Ha sido ganador en eventos como el Salón Nacional de Artistas Colombianos (1987), la V Bienal Americana de Artes Gráficas (1986).
“Me interesan todas las épocas en arte, música y arquitectura. Todo está por decirse y viajo mucho para llegar siempre al mismo lugar”, concluye Luis Fernando Peláez.
Conoce más sobre su obra aquí: http://www.artedos.com/luis-fernando-pelaez