El Museo Casa de la Memoria reabre su sala principal con la muestra “Medellín: memorias de violencia y resistencia”

– Este espacio recoge las historias de víctimas del conflicto en la ciudad, mediante 16 experiencias museográficas con más de 100 dispositivos digitales.

– La contingencia por fallas en el sistema de aire acondicionado en el Museo fue superada con labores de mantenimiento correctivo.

– Con más de 35.000 visitantes al año, el Museo Casa de la Memoria es el tercero más visitado de la ciudad.

Desde este viernes, 30 de septiembre, el Museo Casa de la Memoria abre de nuevo su sala permanente “Medellín: memorias de violencia y resistencia”, tras renovar su sistema de aire acondicionado que permite el correcto funcionamiento de los más de 100 equipos tecnológicos que componen las 16 experiencias museográficas de la exhibición.

El daño en el sistema queda superado, luego de completar los arreglos que incluyeron intervenciones estructurales, importación, instalación y adecuación de equipos especializados adquiridos gracias al giro oportuno de recursos por parte de la Alcaldía de Medellín, que ascendieron a los $230 millones y a que, próximamente, se adicionarán $170 millones más.

“Hoy queremos invitarlos a la reapertura de nuestra sala ‘Medellín: memorias de violencia y resistencia’, la cual reabrimos gracias a la colaboración del conjunto de la alcaldía y a la colaboración, también, del Concejo, lo que nos permitió superar la emergencia que tuvimos por los daños en el sistema de aireación del museo. Igualmente, queremos invitarlos a la exposición ‘Resistir para existir’ y a otras dos adicionales: ‘Alzar la voz’ y ‘Bocas de ceniza’, las cuales tienen unos contenidos muy importantes para la ilustración del público acerca de los diferentes tipos de violencias”, indicó el director del Museo Casa de la Memoria, Jairo Herrán Vargas.

El renovado sistema de aire acondicionado respalda, además, el debido funcionamiento del datacenter que garantiza los servicios en línea y el almacenamiento de datos. También se habilitará el uso del auditorio que tiene capacidad para, aproximadamente, 300 personas. En lo que va de este año el Museo ha recibido más de 35.000 visitantes, convirtiéndose en el tercero más visitado de la ciudad.

“Este museo es un tesoro. No solamente hemos aprendido de la historia, también hemos aprendido del sentimiento de la gente y de cómo se puede cambiar la historia para mejorar la situación para nosotros. Lo que me llevo de regreso a California es el conocimiento de que cuando la gente se junta, muchos cambios positivos se pueden hacer. Nosotros venimos desde un área de California en la que necesitamos este tipo de pensamiento, y yo regreso con mucho ánimo y con más esperanza”, dijo Juan Arámbula, visitante del museo.

La exposición principal cuenta con una audioguía que permite recorrer la sala de manera autónoma y conocer, a profundidad, cada contenido. Tiene traducción al inglés y al francés, al igual que todos los textos de la sala. Entre los contenidos se encuentran el testimonial de personas víctimas, el histórico con datos cronológicos para comprender a la ciudad desde el conflicto y material fotográfico de Natalia Botero, Stephen Ferry, Albeiro Lopera y Jesús Abad Colorado, fotoperiodistas del conflicto armado colombiano; además de piezas audiovisuales de otras experiencias.