El Museo Casa de la Memoria de Medellín recibió a 50 líderes sociales, como parte de la Caravana por la Memoria en Antioquia

-La Caravana por la Memoria se realiza desde el Centro Nacional de Memoria Histórica, en articulación con el Museo Casa de la Memoria, la Gobernación de Antioquia y Conciudadanía.

-Esta jornada inauguró la caravana y dio inicio al recorrido por lugares simbólicos de Antioquia.

-Además del museo, se visitó el Jardín Cementerio Universal en Medellín y el Salón del Nunca Más en el municipio de Granada.

El Museo Casa de la Memoria recibió la Caravana por la Memoria que recorre Medellín y Granada, desde lugares que se han referenciado como espacios para la memoria en Colombia. Esta actividad tuvo la participación de 50 líderes sociales, de diferentes territorios del país, que trabajan en temas de memoria y paz.

En el museo hubo un intercambio de experiencias, se expusieron elementos representativos de cada región y se hicieron “círculos de la palabra” con enfoques temáticos de conversación. Además, se realizó un recorrido guiado por las salas para compartir testimonios y archivos resguardados en este espacio, que se ha convertido en la casa de las víctimas, de las organizaciones y de la historia de la ciudad y el país.

“Para nuestra institución es muy importante la articulación con entidades como el Centro Nacional de Memoria Histórica, la Dirección de Paz de la Gobernación de Antioquia y la organización social Conciudadanía, así como con aquellas otras con las cuales podamos coincidir en estos temas y en estas misiones. Esta articulación nos ha permitido traer, de múltiples poblaciones, aproximadamente unas 25, experiencias en las que ya han venido configurándose comunidades que tienen la intención de contar con su propio lugar de memoria, en sus respectivos municipios y regiones; y con comunidades que están interesadas en que se preserve, en general, la memoria histórica de este país”, dijo el director del Museo Casa de la Memoria, Jairo Herrán Vargas.

Alrededor de 20 organizaciones sociales compartieron sus saberes desde la tradición, la cultura y las costumbres de sus territorios, con oferta gastronómica, artesanías, tendederos de fotografías y colchas de retazos que recogen las memorias de los lugares que habitan y defienden desde su accionar social.

La caravana es una estrategia de reflexión y una herramienta pedagógica de la memoria histórica para los territorios, a partir del intercambio de experiencias de lugares de memoria. Además, es un escenario que invita a la reflexión y al debate sobre los aprendizajes, dificultades y retos de los procesos de memoria de los grupos sociales, que han permitido la búsqueda y la exigencia por la justicia y la construcción de paz.

Las organizaciones y entidades participantes tienen un trabajo permanente por la defensa y protección de los derechos humanos, las memorias y el acompañamiento a diferentes comunidades.

“Este espacio te inspira a continuar todo ese proceso de construcción de tejido emocional, psicosocial, de la memoria para la no repetición de los hechos; conocer cómo podemos restaurar la memoria en los territorios, y continuar nuestros procesos con las organizaciones, entidades y comunidades. Es muy inspirador para nosotros continuar el proceso de construcción de memoria del conflicto armado en Colombia”, afirmó Luis Enrique Verdeles, visitante del Distrito de Barranquilla y líder del Programa de Construcción de Paz, Atención a Víctimas y Reconciliación con Perspectiva de Derechos.

Otros dos puntos que se visitaron fueron el Jardín Cementerio Universal, como lugar histórico de Medellín, y el Salón del Nunca Más, en el municipio de Granada, en el Oriente de Antioquia.

“Pese a que todos estamos trabajando por la memoria, la memoria es cambiante de acuerdo con la cultura o el contexto. Hay mucho por aprender de cada región, entonces creo que este encuentro es supremamente enriquecedor e importante. Las fotografías, por ejemplo, han sido una manera de hacer vivo el recuerdo del cual hay que aprender mucho para que no se vuelva a repetir”, expresó Gloria Bohórquez, de la Corototeca del municipio de San Luis.

La agenda se extiende hasta el 30 de octubre para ir a otros lugares del departamento. La caravana tendrá como resultado final una sistematización que permita recoger elementos de los debates y conversaciones, que funcionen como guía pedagógica para otros procesos, organizaciones y entidades que se interesen o trabajen en temas de memoria.